Barranquismo para principiantes: todo lo que debes saber

Barranquismo para principiantes: todo lo que debes saber

Si te ha llamado la atención el mundo del barranquismo y te gustaría comenzar a practicar este deporte, no está demás contar con una pequeña guía que te eche una mano.

¿De qué se trata el barranquismo?

El barranquismo es una práctica deportiva que consiste en la progresión por cañones o barrancos, cauces de torrentes o ríos de montaña, a pie y/o nadando, y que ya cuenta con diferentes técnicas, materiales propios y bien diferenciados.

No se trata de un deporte nuevo, más bien data de comienzos del siglo XX, desde cuando se comenzó a utilizar la progresión por barrancos en excursiones montañeras; la cual, luego se formalizó la especialidad adscrita a los Estatutos de la FEDME, hasta convertirse en lo que hoy reconocemos como barranquismo.

Hoy en día, esta práctica tiene cada vez más seguidores. Por ejemplo, en España la diversidad geográfica da para mucho en deportes de riesgo. Solo hay que esperar a que fragüen el caudal y el hielo que más allá del verano propiciarán las corrientes necesarias para la práctica en la montaña.

En esta práctica, los ríos conforman un biotopo de características muy importantes. El caudal, la velocidad, las propiedades químicas son elementos de su propio ser, que se deben tener en cuenta y que le confieren las características propias de este particular ecosistema.

Otro factor es el soporte físico del propio río, los materiales geológicos por los que discurre, su disposición y topografía, así como los procesos de erosión y transporte, que originan una morfología de cañón y/o barranco por los cuales es posible la progresión.

No obstante, más allá de las características del agua, también se deben tener en cuenta una serie de factores más para realizar la actividad de descenso de barrancos de una forma que sea lo más sostenible posible.

Lugares de España perfectos para el barranquismo

Nuestros amigos de Ecoactiva Tursimo, expertos en deportes extremos, nos presentan los  10 lugares para hacer barranquismo en España. Los mejores, los más destacados, los más arriesgados y los más asequibles:

  1. Sierra de Guara en Huesca

Esta es la mayor concentración de barrancos practicables de España y de Europa. Se trata de un festival de formaciones calizas y de conglomerado que lleva por nombre Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara y que comprende unos 200 barrancos en apenas 50 kilómetros cuadrados.

Te recomendamos empezar por el Mascún inferior y acabar en Gorgonchón, los cuales ofrecen un paraíso de desfiladeros, gargantas y cañones pintorescos con diferentes grados de dificultad.

  1. Los pirineos de Lleida y Huesca

Hay pocos lugares con tanta cantidad y calidad de barrancos como El Valle de Arán, la Cerdanya, Noguera Pallaresa, Ribagorzana, las cuencas de los ríos Ara y Cinca… Y entre estos debemos destacar el barranco del Furco, el barranco Barrosa o el cañón de Viandico.

  1. Picos de Europa (Cantabria y Asturias)

Con Potes y Cangas de Onís como principales destinos para el barranquismo, esta zona norteña es propicia para la exploración de cañones en todo tipo de modalidades, tipologías, naturalezas y pelajes; siendo Vallegón, Molina Pompedru y Carangas algunos de los barrancos preferidos. Eso sí, hay que tener cuidado con las crecidas traicioneras.

  1. Vall de Laguar y Ebo: El Barranco del infierno en Alicante

En el interior de este valle de la Marina Alta alicantina bautizado como “la catedral del senderismo” se dan todas las condiciones para retar al barranquista experto; y es que el camino es bien demandante, pero vale toda la pena. Allí te esperan hasta diez rápeles en un trayecto de unos siete kilómetros.

  1. Serranía de Cuenca

Este hermoso paisaje de la provincia ofrece un puñado de barrancos propicios para su disfrute. Entre ellos encontramos el barranco del Júcar con sus toboganes y rápidos; el barranco de Poyatos; el impresionante cañón del Ventano del Diablo; el de la Hoz Somera; o el barranco de Chorreras, limítrofe con Valencia, perfecto para disfrutar de un relajante chapuzón.

  1. Sierra Nevada (Granada)

Este impresionante lugar tiene a un lado, el río Genil; y al otro, la Sierra Nevada, además de una serie de barrancos caudalosos y técnicos. Más allá, también se puede ver el barranco del Río Verde, el cual es toda una eminencia en Andalucía y la Sierra de la Almijara.

  1. Valle del Jerte (Cáceres)

Cáceres se caracteriza por tener de todo, y por supuesto, no podía faltar un lugar bonito para hacer barranquismo.

Al norte, se puede encontrar uno de los valles más bellos del mundo, con parajes todavía desconocidos para el público barranquista más genérico como la Garganta Pupuos. Un lugar único con pozas de agua cristalina, en un entorno tremendo de fauna y flora.

  1. Los arcos de Chimoche en Santa Cruz de Tenerife

Esta es una parada obligatoria para los adeptos al barranquismo que anden de visita por La Orotava.

Este barranco angosto y profundo está ubicado muy cerca de la caldera. Una de sus características es que la fuerza del agua ha ido erosionado la roca hasta formar un impresionante e irreal conjunto de bóvedas y arcos; por lo que merece la pena el paseo.

Y para rapelar en agua: Los Carrizales, en la misma isla.

  1. País Vasco

El barranquismo en las tres provincias vascas tiene sus fieles seguidores gracias a barrancos como el de Aguake o el de La Leze.

  1. Serranía de Ronda: el Cañón de Buitreras de Málaga

El Río Guadiaro crea una garganta vertical infinita en un área declarada monumento natural. Un hito del barranquismo en el que hay que andarse con mil ojos si es temporada de crecida.

Equipo para barranquismo

Una vez hayas seleccionado el lugar para disfrutar de este deporte, deberás hacerte con el equipo adecuado para garantizar tu rendimiento y seguridad:

  • Traje de neopreno: Se trata de una prenda de caucho sintético de gran resistencia mecánica y propiedades aislantes del frío. Puede estar formado por una pieza única, de cuerpo completo, o por una parte inferior y otra superior; así como también puede variar el grosor según las temperaturas y tus necesidades.
  • Botas de barranquismo: Las botas de barranquismo tienen una suela especial fabricada en materiales que te permiten ampliar la estabilidad y el anti-deslizamiento durante el descenso de barrancos en los que te tienes que mover entre rocas mojadas y muy deslizantes.
  • Casco: El casco es un elemento clave en la práctica de cualquier deporte de aventura, sobre todo si se realiza en barrancos o paredes verticales. Esto porque nos protege de pequeños desprendimientos de roca, ramas, de la caída del agua y de posibles golpes de cuerda u otro material utilizado durante el descenso de un barranco. Eso sí, debe ser de tu talla e ir bien ajustado para que no se mueva y ser de tu talla.
  • Escarpines:Son calcetines de neopreno que mantienen la temperatura de los pies. Se colocan antes que el traje de neopreno y para que te queden cómodos, deben ser de tu talla y estar bien ajustados.
  • Guantes: Los guantes para barranquismo, al igual que los escarpines, son de neopreno para mantener la temperatura de las manos y aislarlas del agua fría y posibles arañazos con rocas, cuerdas, etc. Estos son de uso casi obligatorio en barrancos con agua fría o en épocas en las que hace frío, ya que son los que te permitirán realizar las técnicas necesarias para el descenso de un barranco de una manera cómoda y segura, manteniendo la temperatura de tus manos.
  • Arnés: El arnés es un elemento de seguridad para la realización del barranquismo y otros deportes de montaña como la escalada y las vías ferratas. Este se coloca en la cintura y tiene un punto de anclaje para la realización de los rápeles. Además, suele llevar la parte trasera recubierta de plástico para favorecer el deslizamiento en toboganes y proteger el traje de neopreno.
  • Cuerda: Se trata de un elemento de seguridad, utilizado en el avance en los barrancos. La cuerda tiene un núcleo interior protegido por una funda exterior tejida para optimizar la resistencia, duración y flexibilidad. Otra característica principal de este equipo es que suele ser estático a diferencia de las cuerdas para escalada, que suelen ser dinámicas.
  • Ocho: Se llama así debido a su forma en ocho y es un dispositivo descensor que permite desplazarse por superficies verticales durante la actividad de barranquismo. Igualmente tenemos otro descensor de barrancos conocido como “piraña”, el cual tiene el mismo objetivo pero está más recomendado para barranquistas experimentados.
  • Bote o bidón estanco: El bote estanco sirve para guardar elementos que no queremos que se mojen como llaves, comida, cartera, teléfono móvil, etc. Es un elemento imprescindible ya que nos permite llevar todo lo que necesitamos e forma cómoda y con la seguridad de que no se va a mojar. Un tip útil es meter una toalla o algo de ropa para rellenarlo y evitar que los elementos que lleves dentro se golpeen los unos con los otros con el movimiento continuo durante la práctica del deporte y los descensos del camino.