Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo ser maestro de educación física?

Si te gusta del deporte y los niños, y te interesa la docencia, ser maestro de educación física puede ser una buena ocupación laboral para ti. Te explicamos en este artículo qué formación necesitas, cómo son las oposiciones para obtener una plaza y en qué consiste este trabajo.

Hubo un tiempo en que los colegios subcontrataban a personal externo para que impartieran gimnasia. A mí me dio clases un jugador del equipo de futbol local.

En ocasiones, era el propio tutor del curso quien impartía, como podía, esta asignatura. Era una forma de rellenar el horario lectivo, sin darle demasiada importancia.

En la actualidad, a la educación física se le ha reconocido el valor que le corresponde. Un maestro de educación física es un funcionario de enseñanza como lo es una maestra de educación infantil o un maestro de matemáticas. Es necesario tener la diplomatura de magisterio, estar especializado en educación física y aprobar la oposición.

Como sucede con todas las asignaturas, son diferentes los requisitos para impartir esta disciplina en la educación primaria (colegios), que en la secundaria (institutos). Mientras que para ser maestro de primaria debes tener el título de magisterio con la mención específica en Educación Física; para ser profesor de secundaria debes haber terminado la licenciatura de Enseñanza en Educación Física y Deportes, que es una carrera de 5 años y haberte sacado el C.A.P. (Curso de Adaptación al Profesorado, un máster de postgrado).

En este artículo nos vamos a centrar en los maestros, no en los profesores de secundaria. Teniendo en mano la titulación, existen distintas opciones para conseguir trabajo. Puedes ser contratado por un colegio privado, entrar en la bolsa de trabajo de tu comunidad autónoma para hacer sustituciones e interinatos, o aprobar unas oposiciones y obtener plaza.

De estas, la última es la más utilizada. Es la que más estabilidad laboral proporciona. Las oposiciones a maestro de educación física no consisten en superar una prueba física. Son tan complejas como el resto de oposiciones a maestro, por eso, para obtener plaza, vale la pena que te las prepares a conciencia. Raúl, un diplomado en magisterio con mención en Educación Física, tras terminar la carrera se puso en contacto con Oposiciones de Enseñanza, una academia de Valladolid que trabaja con formación presencial y online, dedicada a preparar oposiciones de enseñanza. Nos cuenta Raúl que optó por matricularse en una academia porque le ayudan a mantener un ritmo de estudio y porque le informan de todas las oposiciones que se convocan en España sobre tu especialidad. Veamos en qué consisten estas oposiciones.

En qué consiste la oposición.

Indica la revista catalana para maestros Apunts que las oposiciones para maestro de educación física constan de dos pruebas. Una primera prueba escrita y una segunda oral.

La primera prueba está compuesta por dos exámenes. El primero de ellos es un examen de preguntas relacionadas con el temario de la oposición y que hace referencia a los aspectos teóricos y técnicos de la asignatura. El segundo examen consiste en presentar una unidad didáctica fundamentada con argumentos.

En la prueba oral, el candidato, además de exponer una unidad didáctica ante el tribunal, deberá defender una programación educativa diseñada por él. Por ejemplo, explicar cómo va a dar clases a niños de segundo de primaria, qué acciones va a realizar, qué objetivos se plantea y qué metodología va a seguir.

Tenemos que tener en cuenta que todas las oposiciones tienen una parte de concurso. Es decir, que además del resultado de la prueba selectiva, se valoran a un nivel u otro los méritos del candidato.

Para eso debemos partir de que hay dos sistemas de oposiciones. Oposiciones de reposición y oposiciones de estabilización. Las oposiciones de reposición tienen por objetivo cubrir las plazas que han quedado vacantes por la jubilación de los antiguos docentes y el aprovisionamiento de plazas de nueva creación. En estos casos, solo se valoran los méritos de aquellas personas que hayan aprobado las pruebas con más de un 5. La nota final de la oposición es una media ponderada de las dos notas, donde la parte de méritos suele tener un menor peso.

Las oposiciones de estabilización se convocan con el objetivo de hacer funcionarios a una parte de los interinos Se recurre a ellas cuando hay un nivel de interinato alto. En este caso no se hace un corte con aquellos que no han superado las pruebas, sino que se valoran todos los criterios en su conjunto.  Lo que sí hay que señalar, es que la parte de examen oposición suele tener un peso mayor en la nota final que la atribución de méritos. Por lo que se adopte un sistema u otro, se le da más valor a los conocimientos que a la experiencia. Lo que hace que las oposiciones sean uno de los sistemas de selección de personal más justos que existen.

En cuanto a los méritos, lo que se valora es el tiempo trabajado para la administración, el tiempo trabajado fuera de la enseñanza pública, desempeñando el trabajo para el cual se oposita, títulos de formación reglada (máster, doctorado, otras carreras, etc.) y cursos recibidos de formación y reciclaje laboral.

Como hemos visto, en ningún momento se valoran las aptitudes físicas del candidato, sino su capacidad para impartir clases.

Las funciones de un maestro de educación física.

La función de un maestro de educación física no es poner a los niños a correr dando vueltas al patio o darles un balón para que se entretengan. Su trabajo, como veremos a continuación, es más complejo. Estas son sus tareas:

  • Preparar el programa curricular.

El maestro debe plantearse objetivos para cada uno de los niveles en los que va a impartir clase y una metodología para alcanzarlos. Su trabajo se realiza en coordinación con el equipo docente del centro, fomentando aquellos aspectos que se desea potenciar de acuerdo con la política educativa del centro y cubriendo las necesidades concretas que se presentan.

  • Evaluar al alumnado.

Deberá hacer un seguimiento sobre la evolución de cada uno de sus alumnos trimestre a trimestre. Esta evaluación también le sirve para corroborar la eficacia de su metodología de enseñanza.

  • Enseñar las reglas de los diferentes deportes.

Como maestro de educación física debe inculcar al alumnado los beneficios que reporta la práctica del deporte, ya no solo desde el punto de vista físico, sino como fuente para implantar determinados valores como la superación personal, la integración, el trabajo en equipo, el compañerismo, etc.

Descubrirá a los alumnos determinados deportes como el balonmano, el voleibol, el triatlón y las reglas de otros deportes más conocidos como el futbol o el baloncesto.

  • Gestión del material deportivo del centro.

Los maestros de educación física son los encargados de custodiar y gestionar el material deportivo del centro. Son los que establecerán las normas para su utilización y los que velarán por su buen uso y porque se mantengan en buen estado. Propondrán al centro la adquisición de nuevo material cuando lo estimen oportuno. El material deportivo es una inversión en material didáctico como lo son los ordenadores o las pizarras de las clases y, por tanto, deben ser cuidados para poder impartir las clases como corresponde.

  • Psicomotricidad.

Uno de los aspectos importantes de la enseñanza de la educación física en los más pequeños es el control de la psicomotricidad. Aprender a coordinar los movimientos del cuerpo es fundamental para su desarrollo físico del niño. Algo que le ayuda a desenvolverse con autonomía en su vida diaria.

  • Motivar al alumnado.

La afición por el ejercicio está presente en la mayoría de los niños. Les gusta correr y jugar. Esto crea unas condiciones beneficiosas para potenciar determinadas aptitudes. El profesor deberá saber identificarlas y potenciarlas. El deporte tiene repercusiones en otros aspectos de la formación del niño. Le puede ayudar a subir la autoestima y educarlos en el trabajo y el esfuerzo, y como eso produce resultados.

Mucho más que un maestro.

En una entrevista realizada al maestro de educación física Juanjo Pérez, en el periódico local El Lorquino, de Lorca (Murcia), el docente pone de manifiesto que su trabajo sobrepasa el papel de un maestro que imparte una asignatura cualquiera.

El maestro en educación física educa a los niños en llevar un estilo de vida sano. Algo que repercute en tener unos niños fuertes y saludables. Instaurando hábitos como la práctica habitual del deporte que benefician su crecimiento y su salud.

La asignatura de educación física es un ámbito adecuado para promover la práctica deportiva organizada. Crear equipos de determinados deportes que educan a los niños en llevar una práctica colectiva, y que va más allá de jugar un rato a un juego físico.

Por otro lado, Juanjo Pérez opina que la clase de educación física es un espacio adecuado para introducir la educación bilingüe. Al ser todo físico es más fácil enseñar a los niños a comunicarse en inglés.

La educación física tiene un papel importante en la formación de los niños y los maestros que lo imparten deben estar a la altura de su responsabilidad.

 

Relacionados

entrenador personal

¿Qué debes buscar en un entrenador personal?

¿Qué debes buscar en un entrenador personal? Una pregunta interesante a la que vamos a intentar dar respuesta. En este sentido, como nos dicen los profesionales de despiertayentrena.com, debes encontrar un entrenador personal con

Jumilla

Jumilla, una ciudad con encanto

Hace poco, el verano pasado, mi pareja y yo decidimos aventurarnos en una escapada sin destino fijo. Nos subimos al coche, dejamos el GPS de lado y nos lanzamos a descubrir lo desconocido. Fue

Scroll al inicio