Aviones, el transporte por excelencia

Nos vamos aproximando a varios momentos del año en los que nos gusta mucho viajar. Estamos en el mes de marzo y dentro de apenas un mes y pocos días, llega la Semana Santa, un oasis en medio del desierto que hay entre la Navidad y la llegada del verano. Mucha gente aprovecha este momento del año para viajar en lugar de para ver procesiones y es por eso por lo que muchos y muchas seguramente ya estéis pensando en lo que va a dar de sí un nuevo viaje. Y si no lo hacéis ahora, es bastante probable que lo hagáis cuando lleguen las vacaciones de verano y tengáis más días libres.

Lo cierto es que mucha gente organiza viajes que son fantásticos y que permiten disfrutar como es debido de los momentos de ocio de los que disfrutamos durante estas dos partes del año. Son muchas las personas que, en cuanto a la elección de su viaje, prefieren salir de España y disfrutar de otras culturas. Esta tendencia es cada vez mayor y el porqué está más que claro: España no es el único país que tiene maravillas en materia histórica, arquitectónica o cultural. Ni siquiera tenemos el monopolio de clima idóneo para el turismo de costa y sol.

Salir a otro país, casi siempre, implica que el medio de transporte que más usemos sea el avión. En efecto, los datos así lo demuestran. Y es que no cabe la menor duda de que esta es la manera más rápida y también más segura de llevar a cabo un viaje. Por mucho que haya gente empeñada en pensar justo lo contrario, lo cierto es que no hay nada como coger un avión y, en menos de tres horas, plantarse en prácticamente cualquier ciudad de Europa. Incluso un viaje de varias horas más hasta América es bastante rápido para lo que podría suponer viajar, por ejemplo, en barco.

Un artículo publicado en la página web del diario Público informaba de los destinos que son más usuales entre los españoles cuando su deseo es ir más allá de nuestras fronteras. La ciudad que más solemos visitar en ese caso es París. Y, aunque no está demasiado lejos, un enorme porcentaje de todos cuantos acuden hasta allí lo hace por avión. Es lo más cómodo, lo más seguro y lo más rápido. Acudir a la capital francesa en autobús o en coche tiene que ser mortal. Hacerlo en tren quizá no tanto, pero no hay nada como el avión. Y además puede llegar a ser incluso más barato.

Según un artículo del diario La Vanguardia, cada año coge el avión un total de 3.000 millones de pasajeros, algo que pone de manifiesto lo importante que es a día de hoy un medio de transporte como este. No cabe ninguna duda de que es de la máxima utilidad un elemento como estos a la hora de viajar y conocer lugares a los que nunca hemos podido acceder antes. Y tenemos que dar las gracias porque, de haber nacido un siglo antes, sería probable que nunca hubiésemos podido viajar hasta otras ciudades tanto de Europa como del resto del mundo.

La industria aeronáutica nunca ha tenido tanto trabajo como el que tiene en la actualidad. Esto es debido, sin duda, a la gran cantidad de gente que viaja cada año en avión y también a la gran cantidad de mercancías que se transportan en estos medios de transporte. Una de esas mercancías son, por extraño que parezca, maletas. Los profesionales de la entidad Maletas por Avión nos han comentado que muchas personas deciden utilizar este medio de transporte para desplazar maletas hasta otros lugares del mundo en los que se encuentran familiares, amigos y, en definitiva, otros seres queridos que se han desplazado a dichos lugares para hacer turismo.

Un medio de transporte insuperable

No cabe la menor duda de que el avión va a seguir siendo en un futuro el medio de transporte por excelencia para viajar al extranjero. Como ya hemos comentado, es el medio más seguro, el más rápido y el más cómodo. Esto no lo pueden decir ni los trenes, ni los coches ni los barcos. Y eso es lo que garantiza un enorme futuro para nuestros grandes pájaros mecánicos. Teniendo en cuenta que, además, la tecnología viene mejorando y siendo cada día más útil, todas esas características de las que os hemos hablado seguirán constituyendo una realidad.

Solo hace falta esperar algunos años para darnos cuenta de lo que hablamos y comprobarlo. Hemos comentado que son 3000 millones de pasajeros los que cada año viajan en avión hasta otro destino del mundo. Dentro de muy poco serán todavía más. Y también será superior el número de toneladas de mercancías que se transporten en ellos. Y es que es tremendo el número de personas que cada día descubren las ventajas de viajar o de transportar cualquier mercancía. Lo cierto es que es realmente recomendable hacerlo.