La cerámica como hobby

La cerámica como hobby

La cerámica como hobby merece la pena conocerla. El caso es que puede sorprender que algo con tantos siglos como la cerámica pase a ser una afición que esté de moda en pleno siglo XXI. El principal secreto, como nos dicen desde Ceramicaparaarquitectura.com es que ayuda a relajar y tiene efectos terapéuticos, algo que defienden los expertos, lo que es un extra unido a la belleza de los resultados de la utilización de la cerámica.

Cerámica

La exploración y desarrollo de la creatividad es una buena razón para desear el ir a clases de alfarería. Una buena parte de los oficios y profesionales uno no puede desarrollar la creatividad y, afortunadamente, no es el caso.

Algo que cobra gran importancia es el denominado contexto social, donde entran en juego, tanto las clases como los talleres. Si asistimos a una clase de alfarería, podemos hablar con otras personas, con las cuales vamos a poder compartir nuestras aficiones en común a la vez que se trabaja con las manos en cosas físicas y reales.

Pese a que pueda haber personas que no se lleguen a sentir muy confortables entre desconocidos, el hecho de hablar con personas que no pertenezcan a nuestro círculo habitual es algo terapéutico.

Todo esto puede llevar a que elijas a la alfarería como un interesante hobby. Estas mismas razones nos pueden llegar a convencer para poder trabajar en otro tipo de aficiones como son la costura, pintura o la propia encuadernación. Aunque no sean o entren dentro del marco de hobbys de moda.

Vamos con los motivos:

Actividad que es relajante

Hace posible que podamos explorar la creatividad que no en otros sitios se puede poner en prácticas

Llegamos a ocupar nuestras manos en cosas, físicas, reales, con un gran valor en lo estético y también funcionales.

Una actividad con la que podemos hablar y conectar con más personas a la vez que estamos trabajando.

Puede pasar de ser un hobby a ser un oficio con el que ganarse y muy bien la vida

Existen talleres de cerámica y diversos cursos o monográficos a respecto, lo que dejan clara la demanda que hay en el mercado.

En la actualidad no vas a tener problema de cara a poder encontrar en la ciudad un sitio en el que comenzar en la alfarería. Son bastantes los cursos o monográficos que se ofrecen, aunque no todos van a ser para todo el mundo. Aquí depende de lo que quieres aprender y el tiempo que vas a querer dedicarle.

Cursos de iniciación

Bastantes escuelas lo que hacen es ofrecer cursos de iniciación que son ideales para conocer si de verdad estás ante un hobbie adecuado para ti. En este sentido, hay que saber que las mujeres que tienen entre treinta y sesenta años son las que tienen un interés mayor en esta clase de cursos.

Cursos de carácter anual

Existen multitud de talleres que tienen cursos al año con los que es posible elegir las horas a la semana que queremos dedicarle o los días. Los grupos suelen ser reducidos, por lo que es conveniente informarse a finales del mes de agosto o comenzando septiembre de cómo va a ser la oferta de cara al curso próximo.

Los monográficos

Por lo general son cursos de tipo avanzado que destacan porque su trabajo se dedica a una clase de cerámica en concreto. No olvidemos que la cerámica es de esos artes en los que siempre hay algo novedoso que podemos aprender.

Masterclass

En este tipo de clases, los profesionales más conocidos lo que hacen es compartir las técnicas, siendo un proceso de creación para comprender el oficio. Hablamos de unas clases, que por lo general están destinadas a personas que están ya iniciadas en el mundillo de la cerámica y donde se quiere dar un paso más.

Si eres de esas personas que quiere tener clases de cerámica como una afición, quizá sea este un momento adecuado para ponerse en marcha a la búsqueda de talleres en la zona para informarse sobre el tipo de clases que se ofrecen.

Estamos ante una afición que deja claro que lo antiguo y lo básico, puede dar lugar a cosas realmente mágicas y a suponer un entretenimiento de lo más atractivo para muchas personas. Hay gente que pensaba que la cerámica terminaría arrinconada por la pujanza de la tecnología, pero siempre hay personas que quieren buscar otras aficiones y que encuentran en cosas más tradicionales una buena fuente para pasar sus momentos de ocio. Así que ya sabes, ¡estás todavía a tiempo de elegir la cerámica!