Madrid y Barcelona, capitales de la cultura en otoño

Madrid y Barcelona, capitales de la cultura en otoño

El mes que viene ya estará aquí con nosotros el otoño, una época en la que las ciudades aprovechan para inaugurar su oferta cultural, una buena razón siempre para visitarles, para tener una excusa. Nosotros os vamos a proponer dos viajes, a Madrid y Barcelona, en función de vuestros gustos culturales y porque el otoño es todavía esa temporada del año en la que estamos a gusto haciendo turismo. Al igual que en la primavera, ya no hace un calor asfixiante. Ya llegará el momento del invierno cuando tengamos que quedarnos a gusto en casa al calorcito que nos proporcionan los equipos de aerotermia de García Guirado.

Pues bien, el primero de estos viajes culturales que os proponemos es a la Ciudad Condal, para ver la exposición Renoir entre mujeres. Del ideal moderno al ideal clásico. Colecciones de los museos d’Orsay y de l’Orangerie, que podrán visitarse a partir del 17 de septiembre en la Sala Garriga i Nogués (Calle Diputació, 250). La muestra incluye alrededor de unas 60 piezas que muestran las distintas interpretaciones que hace el pintor francés de la mujer. Destaca el protagonismo de la parisina moderna en sus lienzos impresionistas, la visión más intimista de la imagen maternal y la belleza intemporal del desnudo integrado en la naturaleza, tan característico de sus últimos años.

La organización de esta exposición, en la que se incluyen obras de otros artistas como Vincent Van Gogh, Maurice Denis, Edgar Degas, Pierre Bonnard o Pablo Picasso, supone un gran acontecimiento para la ciudad catalana. A esto se añade que la muestra coincide con el aniversario de la llegada de la obra Bal du Moulin de la Galette (1876), icono del movimiento impresionista, a Barcelona hace cien años con motivo de la celebración de una gran muestra de arte francés en 1917.

Va a ser un gran reclama para los visitantes amantes de la pintura, por lo que os recomendamos que empecéis ya a organizar vuestro viaje a la ciudad con tiempo. Una escapada que podéis completar alojándoos por ejemplo en alguno de los hoteles de lujo de la cadena Mercer, toda una experiencia para los sentidos. Como ya sabéis, la gastronomía, las compras, los paseos por las Ramblas o las visitas a los demás museos de esta ciudad tan cosmopolita pueden hacer de un fin de semana en Barcelona un gran recuerdo.

Los Fauves, en Madrid

Para el mes de octubre, en Madrid, podemos planear otra escapada. La sala de exposiciones situada en el Paseo de Recoletos, 23, será el lugar donde se presente la exposición Los Fauves. La pasión por el color, que abrirá sus puertas al público a partir del 22 de dicho mes.

La muestra hace un recorrido por la primera de las vanguardias históricas que transformaron de forma radical el arte durante la primera mitad del siglo XX. El grupo de los Fauves, liderado por Henri Matisse, André Derain y Maurice de Vlaminck, hizo temblar los cimientos del arte de su tiempo con su innovador tratamiento del color, su factura enérgica y su libertad de ejecución, poniendo por primera vez en la historia el color en el centro del debate artístico. Y se trata de la primera exposición en España en abordar el fauvismo en su conjunto y en profundidad. Para ello, se ha contado con el apoyo de un gran número de colecciones privadas y más de 80 prestadores, entre los que destacan importantes instituciones como la TATE, el Centre Georges Pompidou, el Musée d’art moderne de la Ville de Paris, la Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen de Düsseldorf o el Milwaukee Museum of Art. Por tanto, la muestra reunirá tanto obras clave del movimiento como otras más desconocidas, que convierten a esta exposición en una oportunidad única para apreciarlas.

Aquí en Madrid los paseos para completar la actividad cultural por el Madrid de los Austrias no pueden faltar. La Plaza Mayor, la Puerta de Alcalá, la emblemática Puerta del Sol, el parque del Buen Retiro… No faltan los destinos para hacer de este un gran fin de semana o de un buen puente. Si lo planeamos con tiempo, podemos incluso aprovechar para ver algún partido de uno de los grandes equipos de la ciudad con el que más congraciemos o incluso para visitar alguno de los restaurantes de moda, como DiverXo.