Viajar con niños

Salir con niños de viaje suele conllevar muchas tareas extra y planificación de antemano, y muchas más si se trata de bebés. Desde la ropa infantil más adecuada para el destino, hasta sus juguetes preferidos de los que no querrán separarse como todos los elementos que harán más fácil la estancia a pequeños y niños durante las vacaciones. Para facilitar todo esto te damos algunos consejos a la hora de salir de escapada con los más pequeños de la casa.

Lo más importante de todo es que en todo momento se encuentren descansados y relajados para evitar las constantes y frecuentes llantinas de los niños cuando se encuentran incómodos y agotados.

Para ello lo mejor es que a la hora de seleccionar su equipaje y aquello que deben llevar les hagas lo más partícipe posibles. Preguntándoles en todo momento que juguetes quieren llevar consigo, que ropa les gustará llevar en su maleta, y en la medida de lo posible incluso haber contado con ellos para la elección del destino.

Este deberá ofrecer posibilidades atractivas para los niños, recordemos que ellos demandarán atención y sobre todo diversión allá donde vayan, y que una ruta contínua de museos y monumentos puede acabar con su ánimo y con el buen ambiente de toda la familia. Si vamos a una capital importante u otra ciudad tanto nacional como extranjera, deberemos tener siempre en mente dedicarles un día a ellos. Visitando algún parque temático o de atracciones, un parque donde puedan correr y gastar algo de energía o visitar un zoo o un acuario, lugares que normalmente resultan de su agrado.

Volviendo al tema del equipaje, será indispensable contar con alguna prenda que pueda salvar un tiempo inesperado como un buen jersey por si bajan las temperaturas o un chubasquero o cazadora por si lloviera. Normalmente salimos de vacaciones en verano, y los adultos tendemos a abrigar de más a los pequeños, por el miedo constante a que puedan coger frío. Recuerda que ellos sienten la temperatura de la misma manera que tú y si tienes calor, lo normal es que ellos también lo tengan. Esto es también válido para los bebés, solo que al ser aconsejable que estos vayan continuamente al abrigo del sol por la delicadeza de su piel y al estar en menor movimiento, quizás sea conveniente que lleves una mantita muy ligera y fresca o un arrullo con el que cubrirles un poco.

Como ya hemos dicho lleva siempre en su maleta ropa con estilo y cómoda, existen muchas marcas y franquicias de ropa infantil así que seguro que ya as encontrado aquella con la que vestir a tus hijos de la mejor manera. Otro consejo es mantener siempre su cabeza cubierta por un gorro si vamos a zonas calurosas y bufanda y guantes en destinos fríos e invernales.

En cuanto a los niños más pequeños, piensa en todas las tareas que a diario debes realizar y que no podrás dejar de hacer durante las vacaciones. Por ejemplo el baño o la siesta en los bebés, así como ir con ellos en todo momento: bañeras, cucos, carros o portabebés son algunos de los objetos que no podrás olvidar en casa. Para ello te recomendamos que antes del viaje redactes una lista con todas estas posibles actividades y los instrumentos que necesitarás, como alimentación, biberones, pañales… y la posibilidades de llevarlos contigo o de comprarlos si el destino es próximo y conocido.

Deja un comentario